lunes, 6 de junio de 2011


Cuando la valía se mide a razón de cuantos culos puedes lamer
nadie medra más que las serpientes que pueden ir de dos en dos

1 comentario:

Tocatta dijo...

Y dicen que supuestamente el fin no justifica los medios...