sábado, 4 de agosto de 2007


Hay personas tan buenas, tan buenas, tan buenas, que no pueden ser peores