viernes, 20 de abril de 2007


El único líquido que realmente ahoga las penas es el mar

3 comentarios:

Ultrasónica dijo...

Ahogar... ahoga todo!

Indigo dijo...

jajaja...cierto, por eso es infalible en estos casos.
Abrazo, ultra

Rafael Luna dijo...

Padre Océano



Surcas tú el Universo, adherido,
Viejo más que los peces, al planeta;
Ogro de agua, gigante sin sentido.
Miga yo de arenilla en tu maleta.

Mota o pizca o partícula al Olvido,
Recia brizna de yerba, savia quieta
O danzante en un céfiro sin ruido:
Yo, tranquila ruindad, viva veleta.

Eso soy y seré aquí a un costado,
Por tu sacra lesión aún sangrante,
Litoral que agonizas hecho trizas.

Por la costa del Ser; ensimismado,
Si futuro contemplo así, pensante,
Y en ti veo, licuadas, mis cenizas.



Rafael Luna