martes, 19 de mayo de 2009


No se que mundo es este en el que
las personas buenas quisieran ser malas
para no sentirse ridículas...

13 comentarios:

Mayte dijo...

Un mundo donde el ser tal cual...te pasa factura...un mundo para valientes con miedo que siguen a su aire.

Bikiños cuore!

Soledad Sánchez M. dijo...

Es el que es... pero yo me niego a seguir la corriente.

Soy como soy, pero no por...

Preciosa entrada.

Un beso.

Soledad.

Kresala dijo...

yo, intento ser fiel a mis principios, si ellos me dejan en ridículo, lo acepto, si ellos me hacen errar, lo acepto, si ellos me enemistan con alguien,lo acepto pero... son mis principios.
muak

Mayte dijo...

Un abrazo de inicio de semana!

Bikos mil.

mia dijo...

Qué más da si somos originales?

La autenticidad demanda un precio

y siempre lo pagamos!

"Ser o no ser"

besos

Fer dijo...

esos no son personas...son "cosas" o "cosos"...segun...;-)

G dijo...

No creo que lo quieran realmente. Ser malo es más fácil que ser bueno (o eso dicen las malas lenguas... Claro que ellas son malas...), así que si quisieran, lo serían, ¿o no? Bueno, yo que sé.
Besitos, prima.

profetabar dijo...

Es un mundo que no hemos querido construir, sin embargo, existe y está ahí fuera de nuestra puerta esperando que demos la espalda.
Ser buenos hoy en día es confiar en las buenas intenciones de los demás, pero los demás siempre nos ven como una presa.

Ól dijo...

Los grandes espíritus sobreviven al ridículo, así que abracemos la ridícula bondad.

paulita! dijo...

No se que mundo es ... Pero muchas veces lo pense! , quizas eso es lo que nos falta terminar por conocer ese mundo y que no afecten tanto esas fuerzas externas que nos dejan asi (N).
Un beso, buuen blog!
Te espero por el mio ...

butherfly dijo...

hoy lo anormal es ser bueno... y por ende, digno de humillación...

aunq yo prefiero ser humillada, y seguir siendo yo misma ;)

un abrazo

Mayte dijo...

Y dónde estarás tu ahora...

Bikiño...siempre

Noe, siempre hay una salida dijo...

Mi niña... más que ridícula, a veces siento que me gustaría ser lo que llaman "normal" para, por una vez, notar que no vivo luchando contra este mundo que no entiendo... y ya sé que nunca entenderé (será eso bueno?)... pero si tengo que vivir sin ser yo, por más que me odie... para qué vivir? No estaría viviendo la vida de otra persona?

Como siempre, mis besos más tiernos,

Noe.