martes, 28 de abril de 2009


No dejes que el recuerdo de los días de hambre
te quite el apetito, pero
cuando te rodee la abundancia
no olvides.


Imagen: anna llenas

5 comentarios:

Soledad Sánchez M. dijo...

Una máxima muy bonita, y que nos deberíamos aplicar.

Un beso.

Soledad.

Mayte dijo...

No creo en el olvido...cuando empezamos a olvidar vamos diluyendonos nosotros mismos...

Me gustó mucho la frase!

Bikos mil :D

Elio Milay dijo...

La enseñanza me recordó esa escena de "Náufrago" de Robert Zemeckis, en la que está Tom Hanks después de volver de los sufrimientos de su isla, de pie en frente de una mesa llena de manjares preparada por sus amigos. Y no le da por comer nada. Incluso mira con desprecio y asco el marisco...


Dejo aquí tres datos que me sé de memoria, a cuento del tema:

900 millones de personas pasan hambre.

Se salvarían con el 0'3 % del dinero entregado a los bancos por los gobiernos europeos.

10.000 niños y 14.000 adultos mueren de inanición cada día en la Tierra.

libertad entre rejas dijo...

como siempre tus frases son tan aplicables a todo... preciosa imagen.muak!!

Serenella dijo...

Siempre tienes a la razón de tu lado (será que estás del lado de la razón)