jueves, 10 de julio de 2008


Nuestra humanidad debería
habernos hecho rendir las armas.


En vez de eso,
las armas nos han hecho rendir
nuestra humanidad

6 comentarios:

Soledad Sánchez M. dijo...

Esta vez tu entrada me deja inquieta. Es cierto ¿cuándo?.
Llegará e día e que por fin desaparezcan... y confiemos que no lo haga primero nuestra humanidad.


Un beso.


Soledad.

Soledad Sánchez M. dijo...

la ele y la ene se me han quedado acongojadas en las yemas de los dedos.

Besos.

Sole.-

Nathan Kurtz dijo...

Creo que era Flaubert el que decía “la humanidad es como es. No se trata de cambiarla sino de conocerla”. Siguiendo este razonamiento la forma de acabar con las armas sería conocer porqué las usamos. La respuesta parece sencilla pero no lo es. Supongo que tal y como ocurre en el racismo y en todo acto violento la clave está en la ignorancia. Lo que no conocemos nos da miedo y el miedo nos lleva a la violencia como acto de defensa (mal entendida claro).

Serenella dijo...

Por eso doy gracias por tu humanidad, mana, hace mejor este mundo.

si que si dijo...

hola soy nueva muy corto pero profundo es realmente muy interesante tu post.

Elio Milay dijo...

Nathan Kurtz, comprendo lo que dices. Difícilmente cambiaremos a la humanidad con personas como tú. Los aries sois muy dados a las armas y a las armaduras y a la dureza de todo tipo.

El destructor de Vietnam de 1964 a 1968, general Westmoreland, era Aries. Seguro que también decía, que "a la Humanidad no hay que intentar cambiarla, sino destruirla."

Pero creo que el aforismo que motiva todos estos comentarios, tiene más de pacifista que de otra cosa. Para empezar, a muy pocas mujeres les gustan las armas. Ni las armaduras.

Y la respuesta no te parecerá sencilla a ti. Para mí, la respuesta es tan sencilla como escuchar la canción "Imagine" de Lennon, en vez de andar justificando y mareando la perdiz.

A ver si te creías que te ibas a ir de rositas con esa perla tuya.

Por cierto: BRAVO POR EL AFORISMO a la autora de este blog. Sin dudarlo, es uno de los más comprometidos y humanos de toda la página desde que la abrió. Y le agradezco sinceramente el que lo haya publicado.

NO A LAS ARMAS Y NO A LA GUERRA.

Y NO A LAS ARMADURAS, QUE DESNUDOS SE SIENTEN MEJOR LAS CARICIAS Y LOS BESOS.