jueves, 15 de mayo de 2008


Nada te encierra tanto

como tú mismo

9 comentarios:

Verónica Cento dijo...

Hola

Vi que me dejaste un comentario en mi blog, así que me vine a ver de quién se trataba. Me gustaron mucho este tipo de aforismos con lo que trabajás. Voy a pasar más seguido por acá. Saludos y gracias;)

Evadidas de la vida dijo...

Uyss qué prisas llevas últimamente! tengo que pnerme al día! ^^

Yo ahroa mismo estoy en mi etapa_cueva xD pero dentro de poco, saldré limpiaré y abriré las puertas de nuevo! ^^

libertad entre rejas dijo...

creo que ahora mismo soy yo la que está dentro de todo ese buruño de sábanas...
besos

Soboro dijo...

A veces, "tú mismo" es esclavo de otros.

Nathan Kurtz dijo...

joder..parece el autodefino de una circunferencia juas juas.

¿Nada te encierra en ti mismo como ver que tipo de gente habita fuera?

Barrabás-Barrabás dijo...

La primera prisión es la piel sin duda alguna.

Soledad Sánchez M. dijo...

Es la barrera más difícil de saltar.

Un beso.

Soledad.

Trini dijo...

El peor de los carceleros...

Saludos

Nelly en Sepia dijo...

Por eso es que hay que abrir bien los ojos, nuestra única ventana ante este encierro.

Saludos, excelente blog.