viernes, 20 de julio de 2007


¿Cuántas puertas se pueden cruzar antes de odiar los picaportes?

12 comentarios:

libertad entre rejas dijo...

todas las que tu curiosidad te permita.
besos

butherfly dijo...

Las que sean necesarias para encontrar lo que busco...
Besucos cariñosos guapa

Noe, siempre hay una salida dijo...

Noooo!!! ellos ayudan a que se nos oiga más fuerte para que nos abran!! el odio llega cuando no nos gusta la habitación o, como tú dijiste un día, no somos bien recibidos, no?

Besazo,
Noe.

Daily Graciela Jara Cabrera dijo...

Puede darse el caso antitético, ... amarlos picaportes porque nos ayudan a llegar a los lugares donde queremos estar.

fer dijo...

ni idea yo siempre llamo al timbre..

Nathan Kurtz dijo...

Eso depende de que se encuentre tras ella. Si las sorpresas son positivas los picaportes serán una bendición y el ansia de tocar otro no te dejará dormir. Por el contrario si lo que espera tras ellos son disgustos......¿Quién es el valiente que da el aldabonazo?

Indigo dijo...

BUeno, también los timbres pueden ser altamente odiables...aunque por lo general al oírlos,no al tocarlos ^_^
Beso,fer!

Indigo dijo...

ahí está la gracia, kurtz...qué habrá detrás? ^_^
ABrazos variados

Indigo dijo...

Sí,sí, daily, supongo que todo depende de lo que encontremos mayormente detrás
besos!!

Indigo dijo...

NO sé,no sé, NOe...a veces valía más que no nos oyeran ^_^
Besos, wapa!

Indigo dijo...

Hombre, si es para eso, hasta yo me aguanto las ganas de aporrear picaportes y no puertas ^_^
beso, buther!!!

Indigo dijo...

ufff...me haré vieja...con lo curiosa que yo soy ^_^
Bechos y achuchones, liber